Fósiles para calcular el impacto del cambio climático

Un grupo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) dirigido por el investigador Miguel Araújo está trabajando con fósiles de distintas especies para analizar el impacto que tendrá el cambio climático en la biodiversidad. Esta técnica, denominada hindcasting, reconstruye cuál era la distribución de una especie determinada en el pasado a través de su registro fósil, y la compara con la distribución actual.

De esta forma, se puede obtener información sobre el efecto que han tenido los cambios del clima sobre esa especie y, por tanto, lograr una referencia independiente que permita calcular cómo puede afectarle en el futuro el calentamiento global.

Araújo, que trabaja en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC), en Madrid, recoge este innovador modelo de medición de las interacciones entre las especies y el clima en un artículo recientemente publicado en la revista Science. En su artículo, junto con el investigador del Centro de Macroecología del Instituto de Biología de Copenhage (Dinamarca) Carlsten Rahbek, analiza un estudio reciente que utiliza 16 modelos bioclimáticos para descifrar el efecto que tiene el clima en la biodiversidad.

El resultado de esta investigación ha sido comprobar que los modelos que mejor reflejan la distribución actual de las especies son los más recientes y complejos, especialmente los basados en programas de inteligencia artificial y en el análisis de las especies en comunidades.

No obstante, Araújo considera que la mayoría de estos modelos caen en el error de intentar hacer previsiones sobre el efecto del cambio climático utilizando tan solo la distribución actual de las especies. El investigador del CSIC lo resume así: «Los modelos sobre alteraciones globales hacen previsiones de eventos que todavía no han ocurrido utilizando sus propios datos, por lo que son imposibles de validar».

Para sortear este inconveniente, los expertos proponen en su artículo dos alternativas: una, el hindcasting, la otra, la evaluación de los modelos con distribuciones en otras regiones. En el primer caso, la investigación cuenta con el apoyo de lo ocurrido en el pasado, pero tiene el inconveniente de que sólo se puede aplicar a las especies que tienen un archivo fósil disponible. La segunda solución ha sido aplicada con éxito en el estudio de las plantas de los alpes austríacos, cuya distribución, relacionada con el clima de los alpes suizos, ha sido calculada por un grupo de científicos.

Los modelos bioclimáticos surgen por la necesidad de anticiparse a los potenciales efectos del calentamiento global en la biodiversidad, algunos de los cuales se pueden producir a corto plazo. En el caso de la Península Ibérica, Araújo ve una amenaza clara, la reducción de las precipitaciones en los meses de invierno y primavera, que puede causar estragos entre los anfibios de la zona en los próximos 50 años. Para frenar esta situación, Araújo propone las siguientes herramientas: «Se debe minimizar la magnitud de las alteraciones globales usando los mecanismos definidos por el Protocolo de Kyoto, y además es necesario incorporar reglas en el planeamiento del territorio que tengan en cuenta las necesidades de las especies».

Noticia extraída de www.tecnociencia.org

5 respuestas a Fósiles para calcular el impacto del cambio climático

  1. Wes dice:

    Te esta quedando un blog muy bonito, y del que se puede aprender muchas cosas, te lo curras mucho, sin sonar a comentario topico, me pasaré a menudo por aqui.

  2. permian dice:

    Gracias tio😉

  3. Alea dice:

    ¡Madre mía hermanito! , que blog más chulo e interesante , te leeré a menudo , sabes que yo también soy un poco friki ^^

    Mucha suerte con los exámenes , nos leemos a tu vuelta por el MSN .

    Un abrazo.

  4. ktulu dice:

    tio, esto del cambio climático me da mucho yuyu… se supone que ahora toca era glaciar o cálida??

  5. permian dice:

    Ahora se supone que si los niveles de CO2 y demás gases de efecto invernadero se siguen acumulando en la atmósfera, el planeta sufrirá un aumento de temperatura de 4 grados de media, lo cual quiere decir que los rangos de temperatura se abrirán y podremos tener temperaturas muy muy bajas en invierno y muy muy altas en verano. Los polos se derretirán, provocarán una mayor concentración de agua dulce en los océanos, cambiarán las corrientes marinas, en consecuencia también variarán las corrientes atmosféricas, se producirán fenómenos climáticos en zonas donde normalmente no ocurrían y finalmente se producirá una glaciación, no sin antes haber pasado por unos años de temperaturas extremas que se cargarán montones de especies animales y vegetales.

    Ya colgaré algún artículo por aquí que lo explique mejor😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: