Científicos de Boston logran células madre ‘clónicas’ sin usar embriones

La obtención de células madre genéticamente idénticas a un adulto -el objetivo de la clonación terapéutica- no requiere clonar un embrión con el genoma del paciente. Tres laboratorios del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y las universidades de Harvard y California en Los Ángeles demuestran hoy, mediante elegantes experimentos con ratones, que las células de la piel adultas pueden dar marcha atrás en su proceso de desarrollo hasta recuperar su estado primigenio. Los cultivos resultantes son indistinguibles de las células madre de un embrión.

El artículo inaugura hoy una nueva revista científica dedicada por entero a la investigación con células madre: Cell Stem Cell, editada por el MIT como un nuevo spinoff de Cell, la publicación de referencia en biología molecular. El trabajo ha sido dirigido por Kathrin Plath (UCLA), Konrad Hochedlinger (Harvard) y Rudolf Jaenisch (MIT), uno de los más solventes especialistas del mundo en embriología humana.

Hasta ahora había dos tipos de células madre: embrionarias y adultas. Las primeras se obtienen de embriones de dos semanas -bien generados por fecundación in vitro, bien clonados a partir de cualquier célula de un adulto- y son capaces de convertirse en cualquier célula o tejido del cuerpo. Cuentan con la oposición del conservadurismo religioso, que considera que un embrión de dos semanas es una persona.

Las segundas están presentes en los órganos adultos (hígado, cerebro, músculo, grasa corporal), y son las preferidas por los sectores próximos a la Iglesia católica, pero son escasas, se propagan mal en cultivo y sólo son capaces de generar algunos tipos celulares. Los científicos trabajan en paralelo con ambos tipos de células -siempre que la legislación de su país lo permita- para poner a punto la obtención de células y tejidos que puedan resultar útiles para trasplantes

Células iPS

Los investigadores norteamericanos han conseguido ahora un tercer tipo de células madre: las células iPS (por induced pluripotent stem cells, o células madre pluripotentes inducidas). No son células madre adultas, puesto que proceden de células vulgares de la piel (fibroblastos).

Y tampoco son células madre embrionarias, aunque los investigadores han demostrado que son indistinguibles de ellas: son capaces de diferenciarse (convertirse) en cualquier tipo celular, incluida la línea germinal que da lugar a los óvulos y los espermatozoides: una habilidad hasta ahora exclusiva de las células madre embrionarias.

“Nuestros resultados demuestran que la activación artificial de cuatro factores de transcripción es suficiente para reconvertir por completo el programa de desarrollo de los fibroblastos en otro programa muy similar al de las células madre embrionarias”, dice Hochedlinger.

Los factores de transcripción son genes que regulan a otros genes. Como todas las células del cuerpo tienen el mismo genoma, el desarrollo se basa en la activación diferencial de ciertos genes en unas células u otras, y la clave son los factores de transcripción que están activos en cada zona (en cada futuro órgano o tejido).

Los cuatro factores de transcripción que han usado los investigadores -sus nombres son Oct4, Sox2, c-Myc y Klf4- son capaces por sí solos de desbaratar el programa genético típico de las células diferenciadas (de la piel, en este caso) y devolverlo a sus orígenes pluripotentes, es decir, a una configuración genética que vuelve a ser capaz de convertirse en cualquier otra.

La clave de esta regresión al estado primordial son los mismos procesos epigenéticos que, durante el desarrollo normal, se ocupan de mantener la memoria del linaje celular, es decir, el estado de activación / inactivación característico de cada tipo de célula, y que debe preservarse cada vez que una célula se divide en dos células hijas.

Las células no archivan esa memoria de su linaje en la secuencia de ADN (el orden de las letras químicas A, T, C y G), sino en otras cosas que se pegan encima de ella: unos pequeños compuestos químicos (metilos), o ciertas proteínas (histonas). Por eso se dice que la memoria celular no es genética, sino epigenética (encima de los genes, literalmente).

Uno de los procesos epigenéticos más espectaculares es la inactivación de uno de los dos cromosomas X que experimentan las células femeninas (las masculinas sólo tienen un cromosoma X y no necesitan este mecanismo). Los investigadores han comprobado que, tal y como esperaban, sus células iPS femeninas reactivan el segundo cromosoma X.

Fuente: El Pais

6 respuestas a Científicos de Boston logran células madre ‘clónicas’ sin usar embriones

  1. Carlos dice:

    Aclaremos una cosa, los fibroblastos NO son “células vulgares de la piel” como han dicho en este artículo. Los fibroblastos son células con cierta capacidad regenerativa o, lo que es lo mismo, cierta totipotencialidad que residen en el tejido conjuntivo (tejido que queda bajo las láminas de células epiteliales (revestimiento), por ejemplo). El conjuntivo se encarga de formar una base de colágeno y otras proteínas sobre las que se asientan y se fijan las células. Los fibroblastos son las células encargadas de “fabricar” este colágeno y, en un momento dado, pueden diferenciarse en algún otro tipo celular.

  2. ktulu dice:

    juer tio qué interesante… parece un gran adelanto. lo que no me queda claro es que si esas células son capaces de conventir en cualquier tipo de célula, se podrían convertir también en neuronas??? y esas neuronas se podr´´ian implantar en el cerebro de un niño por ejemplo??
    pregunto desde la total ignorancia

  3. Carlos dice:

    Hombre, pues imagino que sí, la maravilla de las células madre es que se pueden diferenciar en cualquier tipo de célula y aplicarse en medicina regenerativa, podríamos recuperar las conexiones nerviosas que tenga rotas un minusválido y devolver el impulso nervioso a sus piernas, podría volver a andar… se podría regenerar un hígado, un páncreas… muchísimas cosas, sería uno de los avances definitivos de la biomedicina, bajo mi punto de vista, tampoco estoy tan enterado del tema.

    Lo del cerebro lo veo algo más complicado, porque es un órgano tan delicado y tan complejo que desde un principio empieza a hacer sus conexiones interneuronales y no sé muy bien qué pasaría si ahora le metes nuevas neuronas con las que interaccionar… no lo sé, cuando llegue a cuarto y quinto y me lea algunos libros de neurofisiología te diré xDD

  4. Jezabel dice:

    Yo supongo que dependerá del estadío de desarrollo del individuo. Si se las metes de feto no creo que pase nada raro, el tío desarrollará menos neuronas propias para mantener un número final de conexiones apropiadas y ya; si las implantas de niño, no sé qué puede ocurrir, y si se las pones de adulto supongo que le estarás interrumpiendo algunos circuitos importantes ya establecidos…
    Aunque si el individuo adulto ha sufrido una neurodegeneración, o una lesión o algo así, podría ser terapéutico; pero partes de la base de que esas neuronas son vírgenes, no están integradas en la red del cerebro, lo cual puede ser un problema si estás tratando una zona de recuerdos.

    Vamos, supongo yo. Que tampoco soy neuróloga.😛

  5. andrea dice:

    bueno mi parecer es lo mismo de jezabel

  6. Marcel Vega dice:

    Hola. Felicidades por tu blog, Carlos, demuestras un entrenamiento de tu multipotencia neuronal de alto nivel. Creo que con el desarollo del potente microscópio de tunel sobre los años ochenta, cualquier estudiante serio en biología, genética, embriología etc. debería profundizar en las conexiones que hay entre lo vivo medible y eso sutil que lleva energético. Necesitamos mentes que dejen de seguir pensando en dicotomías, es hora de que la materia y la energía, lo medible y el mundo subatómico sean estudiados como parte de un mismo proceso… Si llegamos hacer retroceder a una célula, holón tras holón, hasta su nivel pluripotencial…¿Vamos a seguir ceyendo que el mundo se acaba en el Atlántico como en la edad media? Yo me dedico a la investigación de la memoria celular vibratoria del linaje celular. Digamos que trabajo con los factores meta-epigenéticos fotónicos. En estos días cuelgo un blog sobre mis talleres para profesionales de la terapia bio-energética: PHEparamorfograma.com .Si tubiéseis curiosidad por conocer los diferentes niveles vibratorios que inciden en la memoria celular epigenética¡¡¡ Se me ensancha el corazón al pensar en los que leéis este blog…¿Hasta dónde llevaríais a la humanidad si fueseis capaces de transgredir con vuestra pasión los tabúes de tantas industrias que colaborando con las universidades a cambio de algo de instrumental clonan muchas memorias vibratorias meta-epigenéticas para lograr en el futuro una linea de linaje de pensar que favorezaca tantos y tantos de sus intereses? Gracias por existir, amigos. Y, de nuevo, felicidades Carlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: