Mis primeras vivencias como alumno interno.

Hola gentecilla, pues sí, como podéis ver, este año me he metido en el departamento de Microbiología como Alumno Interno. Ya habían ganas acumuladas de entrar en un departamento a currar y aquí estamos. Me habría metido en botánica, pero la micro también me gusta y además hacemos cosas con plantitas, así que perfecto.

Bueno, ante todo, si me lee alguien de la Facultad de Biología de Sevilla, sabed de antemano que esto ni da créditos, ni aparece en el expediente, ni nada de nada; es totalmente altruísta, trabajas para el profesor que ha tenido la amabilidad de aceptarte como alumno y le ayudas a preparar material para investigación, prácticas, etc. No obstante, siempre se puede poner el el currículum. Por otro lado, existen las becas de alumno colaborador y demás historias, que eso sí que aparece reflejado oficialmente en un documento escrito por lo visto (si alguien entiende más de este tema, por favor, que lo cuente).

Sin enrollarme más, os contaré cuáles han sido mis andanzas desde que estoy en el departamento trabajando, ya que en poco más de un mes he aprendido bastante, lo cual me reconforta y me gustaría exponerlo aquí un poco, ya que hace mucho tiempo que no escribo nada y que todavía no he dedicado una entrada a hablar de microbiología en este nuestro blog.

Para empezar, mucha gente me había contado que el trabajo del alumno interno era fregar cacharros y estar “explotado”. Nada de eso, os aseguro que se aprende un montón y aquí quiero dejarlo reflejado.

Es cierto que hay que fregar, por supuesto, el material debe estar listo para usar en cualquier momento y no se puede dejar que se acumule, pues así no adelantamos nada. Pero además de fregar se hacen cosas más interesantes, como es aprender a esterilizar con autoclave.

Pues en Microbiología es muy importante tener en el coco el concepto de esterilidad. Todo cuanto se utiliza debe estar libre de otros microorganismos que puedan fastidiarnos el trabajo, es por ello por lo que se “autoclava” absolutamente todo, o casi todo.

El autoclave, como podréis ver en la imágen que aparece aquí arriba, es una especie de oya a presión, en la cual se somete el material a unas condiciones de presión y temperatura elevadas, así nos aseguramos de que el material queda completamente estéril.

Una de las cosas que más veces me han encargado hacer es preparar medios de cultivo. En realidad es bastante sencillo, se trata simplemente de seguir una receta, añadir los ingredientes en sus proporciones adecuadas et voilà.

Claro que es sencillo si se saben utilizar los aparatitos necesarios. Básicamente se emplea una Balanza Electrónica y el caldo o medio de cultivo se coloca en un Agitador Magnético, que mantiene el líquido en constante movimiento facilitando así la disolución de los nutrientes y sustancias que sean necesarias para el medio. Dentro del recipiente que se coloca sobre el Agitador Magnético se introduce un imán alargado que coloquialmente en nuestro laboratorio llamamos “mosca” y que gira dentro del líquido, inducido por el campo magnético que genera el aparato, de esta forma el líquido está con contínuo movimiento y se forma un remolino en él, como podemos ver en la imágen.

 

Generalmente un medio de cultivo se prepara con Agua Desmineralizada, Sales (NaCl, CaCl2, CaCO3…), alguna sustancia protéica, algún tipo de azúcar, extracto de levadura, etc. Lo principal es que el medio esté girando en el Agitador y pesar cada ingrediente en su justa medida.

Muchas veces se necesita ajustar el pH del medio que estamos preparando, pues debemos conseguir que nuestro cultivo de bacterias se sienta lo más cómodo posible y sea capaz de crecer felizmente. Para ajustar el pH se emplea otro aparato: el Medidor de pH.

Este aparato tiene como principal elemento su electrodo, el cual es capaz de registrar el pH de una disolución cuando lo introducimos en ella. Normalmente suele hacer medidas discretas, con un valor fijo de pH, y medidas contínuas, con las cuales podemos ver cómo varía el pH de la solución si tenemos la necesidad de ajustarlo. Esta es otra de las cosas que he aprendido recientemente y con las que he disfrutado enormemente. Si nuestra disolución o medio de cultivo tiene que estar a un pH7 y encontramos que se encuentra a pH10, será necesario rebajar este valor, con lo cual emplearemos un ácido, yo sólo he utilizado HCl (ácido clorhídrico) y ácido acético glacial (muy muy purificado). Por el contrario si el pH es inferior al valor indicado, digamos que pH3, emplearemos una base, como es el NaOH (hirdóxido de sodio), así seguiremos la medida contínua de pH hasta que esté ajustado al pH deseado, en el caso de este ejemplo que os he puesto: pH7.

Los medios de cultivo que preparamos pueden ser líquidos y sólidos. Para convertir un medio en sólido se emplea una sustancia llamada Agar, para quien no lo conozca aún, que se extrae de la pared celular de un alga roja (Gelidium corneum, Euchema y Gracilaria (según la wikipedia)). El Agar no es soluble en el medio si no es calentado.

Acto seguido, el medio se reparte en botellas que serán introducidas en el Autoclave, para asegurarnos de que queda completamente esterilizado y, si contiene Agar, éste quede perfectamente solubilizado.

Antes mencioné que también utilizábamos plantas en el departamento de Microbiología, pero muchos diréis: bueno, ¿pero no trabajan ya con bacterias?. Pues sí, pero en Biología están todos los campos interconectados y lo que más se estudia en mi facultad es la simbiosis de una bacteria llamada Rhizobium con las leguminosas (Familia Papilionaceae), es decir: judías, grabanzos, habas, lentejas, soja, guisante…

El estudio de esta simbiosis supone una revolución en la agricultura, pues Rhizobium es una bacteria capaz de infectar la raiz de la leguminosa, introducirse en sus células y luego fijar nitrógeno atmosférico; algo fantástico para la planta, pues así se está ahorrando el tomarlo del suelo en forma de nitratos, los cuales son más costosos de utilizar. Rhizobium le proporciona a la planta nitrógeno en forma reducida (NH4+) y listo para ser usado en la síntesis de aminoácidos y otros compuestos nitrogenados como las bases del ADN, anillos tetrapirrólicos de pigmentos, etc.

La mayoría de las leguminosas establecen simbiosis con Rhizobium, y esto se puede comprobar fijándonos en sus raíces. Cuando una planta está “infectada” por Rhizobium observamos unos abultamientos en algunas zonas de la raíz, esos son los famosos nódulos, donde se encuentran los Rhizobios.

Uno de los trabajos más pringados que me ha tocado hacer ha sido preparar los tiestos para cultivar leguminosas, fue un trabajo bastante pesado de hacer, pero estoy ansioso por ver los resultados🙂 , y los nódulos!!

Acerca de Rhizobium, perdonadme si no hago una descripción muy detallada, pero hace ya algún tiempo que lo estudié y no lo tengo muy fresco. Os puedo decir que se trata de una bacteria Gram-negativa, es decir, con membrana plasmática externa, alrededor de la pared celular bacteriana. Es una bacteria del suelo y fijadora de nitrógeno en simbiosis. La fijación de nitrógeno atmosférico, en forma molecular, la lleva a cabo mediante una enzima exclusiva de los organismos que llevan a cabo esta reacción: la Nitrogenasa. Esta enzima se ve inhibida por oxígeno, por lo que debe funcionar en condiciones anaerobias; si Rhizobium se encuentra dentro de las células de la raíz ya tenemos el asunto solucionado. Y emplea gran cantidad de poder reductor para romper la molécula de nitrógeno (dos átomos de nitrógeno unidos por triple enlace). Digamos que le hace el trabajo duro a la planta y por esto es por lo que es tan importante esta simbiosis y su estudio para mejorar la agricultura.

Y bueno, sin enrollarme más, éstas son mis vivencias como alumno interno. Me gustaría contar cómo se produce la nodulación y dar más detalles acerca de Rhizobium, pero de momento solo puedo decir que estoy encantado con este trabajillo y espero aprender mucho más en lo que me queda de curso.

Saludos Microbiológicos😉

11 respuestas a Mis primeras vivencias como alumno interno.

  1. Mer dice:

    Guau, alumno interno…alguna vez me he sentido tentada, sobre todo este año que empiezo la licenciatura y los profesores son todos viejos conocidos, pero este año no me estoy casando con nada…¡libre cual pajarillo! pero tiene que estar guay (y me consta que hay profesores que si te ponen de chico de los recados, es cosa de cada cual…)

    Un beso

  2. ktulu dice:

    qué guay tio. te vas a volver aún más friki. que sepas que lo del imancito mosca no lo he pillao mu bien, ya me lo explicarás cuando nos veamos, que estamos perdius, ambus. ale ale, a seguir pasándolo bien😛

  3. KaRMe dice:

    Si hay modos de conseguir créditos por esas cosas, o reconocimiento oficial. Hay tres modos:
    1.- Prácticas: si tu universidad reconoce las prácticas en empresa como créditos (la de santiago los reconoce como de libre) tu hablas con el profesor que te acoge y haces que firme unos papeles que hay que llevar al organismo que se ocupa de las prácticas (consejo social, en santiago). Al final de tu periodo de prácticas (que si vas a estar todo el curso será el número máximo de horas que te dejen convalidar) tendrás que volver a entregar papelitos y tal, y te darán un certificado con tus créditos y uno de tu tutor diciendo que fuiste bueno y trabajaste mucho. Ojo!! Pueden pedir memoria de prácticas!
    2.- Trabajo Académicamente Dirgido: esto es lo que tú estás haciendo. Colaborar en un departamento. Además, debes de hacer un pequeño trabajillo relacionado con el trabajo de tu tutor (aislar una bacteria, caracterizarla, estudiarla, o mejorar el método para la formación de nódulos, yo que sé). Si tu universidad te permite hacer esto, el trabajo queda reflejado en tu expediente académico como una asignatura más (en mi caso es como una optativa). El trabajo hay que exponerlo ante un tribunal que te dará la nota. Obtienes algunos créditos, mucho reconocimiento, y que te conozca mucha gente.
    3.- Beca de colaboración: el dinero es poco, 2550 euros al año. Los requisitos son estar en último curso y matricularte en todos los créditos que te faltan para acabar la carrera. Además necesitas una media superior al 6,5. Lo bueno es que la beca es compatible con el punto 2. Te comprometes a estar 3 horas diarias de media trabajando en el tema, lo cual no es demasiado si te dan libertad (yo voy cuando me da la gana).

    No quiero liarme más en el rollo…. así que si tenéis dudas preguntadme, que hice prácticas, hago un TAD y solicité una beca. Podré responder a vuestras preguntas…

  4. Tiwanacu dice:

    Seguiras contandonos tus experiencias, no?
    Yo quiero saber todoooo lo que hagais alli eeee!!!!

    Venga nene nos vemos por el verde😄

  5. Carlos L. dice:

    Yo también fui alumno interno… En el departamento de Entomología aplicada, y la verdad es que guardo muy buenos recuerdos; lo bien que nos lo pasabamos allí. La verdad es que mi amigo el Dr N. y yo íbamos un poco a nuestra bola y no tuvimos que realizar tareas excesivas ni fuera de lugar como llevarle el café a la gente. Teníamos bastante buen rollito con Elvira y Rafael Ocete, MariAngeles, Javier Soria,…. Creo que en parte se debía a nuestro buen sentido del humor, estábamos de guasa casí todo el tiempo y eso se lo contagiábamos a los demás y creo que les servíamos para liberar el estrés con las risas (…me está entrando complejo de payaso… jejeje) Por cierto el Dr N. sigue estando por allí por los departamentos de Zoología y Entomología, si lo ves salúdalo de mi parte. Es muy facil de reconocer, un tio muy despistado, con el pelo rizado, muy moreno de piel que anda arrastrando los pies jejejeje. Se llama Antoñete.😉

  6. lalo dice:

    si bien no soy alumno de tu facultad (bueno, ni siquiera soy tu compatriota), pero en mi escuela (lic. en biología de la facultad de ciencias biologicas y agropecuarias de la universidad de colima (en México)) tmbien hay algo muy parecido, uno puede ir con algun maestro que lo invite y trabajar en su laboratorio y así, en lo personal he estado un semestre en un laboratorio de biotecnología y me an dicho que el que entra me van a asignar un proyecto, como dicen ustedes que way… la verdad es positivo para los estudiantes que podamos comenzar a recibir esa clase de entrenamiento práctico desde el principio…

  7. Carlos dice:

    Pues sí lalo, la verdad es que se aprende un montón y se llega a disfrutar mucho🙂

  8. nivia dice:

    hola, llevo buscando qué hay que hacer para ser alumno interno en el departamento de zoologia o botanica pero no lo encuentro por ningun sitio. ¿Me podrías ayudar?

  9. Carlos dice:

    Pues buscarte al profe que más te guste y decirle: oye, ¿puedo estar como “alumno interno” tuyo? y a ver qué te dice. Mucha suerte😉

  10. sanwo dice:

    Hola nivia!!! yo estaba en tu misma situación, y el otro día fuí a hablar con un profesor sobre unas dudas de la asignatura y no se por qué pero se me ocurrió el preguntarle si podría entrar al departamento y me dijo que si. Prueba a preguntarle por que yo pensaba que sería un NO y al final fue un SI jeje. Ya os contaré que tal es el departamento. Saludos a todos!

  11. Cristina dice:

    Hola se que escribiste esto hace tiempo ya, pero me parecio muy interesante y completo! yo estoy haciendo mi pasantia en agronomia en el departamento de fitopatologia y estoy haciendo exactamente lo que describes.
    Exitos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: